Artículos

Discuten congruencia personal en las organizaciones

Como parte del ciclo de conferencias del Centro de familias emprendedoras del Tecnológico de Monterrey, Mauricio Canseco, consultor del grupo “Hecho con Capacidad”, compartió con alumnos, empresarios y padres de familia estrategias para mejorar sus organizaciones.

Por Valeria Guerra

 Alrededor de 20 personas se reunieron el pasado 28 de enero para encontrarse en una pequeña sala de Pabellón Tec. La cita fue a las 16 horas y el anfitrión, Mauricio Canseco Cavazos, estuvo dispuesto desde el inicio a resolver las dudas de la audiencia.

   El emprendedor, que fungió como director general del Instituto de la Juventud de Nuevo León y como docente en la universidad TecMilenio, actualmente dirige la iniciativa MindPedia, un servicio de consultoría que a través de conferencias, evaluaciones y alineaciones ofrece a la comunidad neolonesa estrategias para el perfeccionamiento de sus compañías y/o marca personal.

De acuerdo a Canseco, vivimos en constante estado de crisis y en el ámbito laboral este fenómeno se intensifica. Las etiquetas que la sociedad otorga terminan definiéndonos y muchas veces el profesional busca cumplir las expectativas de la empresa sin que éstas sean congruentes con las propias.

“Siempre estás caminando en una cuerda floja”, dijo Canseco en conferencia. “Lo ideal es encontrar un estado de congruencia en el que mi esencia personal, es decir, quién soy, pueda estar alineado a lo que quiero”, insistió.

Sobre los emprendedores, el conferencista explicó que es común que al comienzo se quiera trabajar como ‘todólogos’ con el fin de ahorrar recursos. No obstante, hizo hincapié en que lo elemental es encontrar el mejor nicho para cada empleado.

“Cuando encontramos nuestro lugar y lo potencializamos, las cosas comienzan a acomodarse”, comentó Mauricio Canseco.

Una asignación de puestos y tareas basada en el análisis de las competencias del personal provoca un flujo positivo de capital humano que por ende, genera mayores utilidades para la empresa. El éxito de una organización depende de sus personas, según el emprendedor.

Canseco explicó que hoy se necesitan más organizaciones y menos estructuras. Estas últimas propician tensión entre sus partes y entorpecen los procesos.

“La empresa la creamos como si fuera un Dios, con una misión enaltecida, una visión poderosísima y un paquete de valores perfectos”, dijo Canseco. Primero debemos descubrir qué somos y que queremos en lo individual, antes de cumplir solo con las expectativas de otros, cumplir con nuestra persona física antes que con la moral para la que trabajamos, explicó.

Durante la conferencia, Mauricio Canseco, incentivó la estimulación de los individuos en el entorno laboral. “Deben estar estimulados para potencializarse”, “no trabajar solo para no morirse de hambre”, dijo.

“Mi papá dice que estoy loco, que ya me dedique a trabajar”, admitió Canseco. Sin embargo, él se confesó encantado con la ruta que ha decidido tomar. “Lo que hago es ser quien soy y hasta ahora me ha funcionado”, expresó.

La invitación del grupo Hecho con Capacidad es brindar a las personas, cualquiera que sea su escolaridad, la oportunidad de hacer su voluntad y encauzarla a objetivos específicos que las haga sentir satisfechos.