administrador

administrador

10 Febrero 2016 In Recursos

Por: Sofía Baltazar

Conf_Legado (1)

¿Quién continuará con mi legado? Esa es una de las preguntas más importantes que todo líder de una empresa familiar se cuestiona a lo largo de su vida como empresario, siempre con la expectativa de que las siguientes generaciones lleven a la empresa un paso más adelante.

El pasado jueves 27 de agosto, el Centro de Familias Emprendedoras del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey; dio inicio a la serie de conferencias semestrales que brinda como apoyo a todas las empresas familiares, especialmente a las de nuestro alumnado. A lo largo de la conferencia titulada “El legado emprendedor de la empresa familiar” impartida por David Xotlanihua González, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer a mayor profundidad todas las características y factores que envuelven a una empresa familiar.

Desde el inicio de la conferencia se fueron conversando algunas realidades que viven las empresas familiares en México en la actualidad, de las cuales, asegura Xotlanihua, el 85% de los fracasos se deben a problemas propios de familia empresaria, más que a problemas de la empresa. Así mismo, introdujo a los asistentes al sistema de la empresa familiar, compuesta por tres círculos: familia, empresa y propiedad; y cómo se debe contemplar en ellos de manera dinámica el tema de la sucesión.

David Xotlanihua explicó a los asistentes el significado de un legado emprendedor, el cual se debe inculcar a partir de un conocimiento de las actividades realizadas por la familia emprendedora en el pasado, conociendo las dificultades que se atravesaron en el pasado, y principalmente, transmitiendo la historia de la empresa a las siguientes generaciones, quienes perpetuarán el legado de los fundadores; sin embargo, para llegar a este legado emprendedor es necesario llevar una estrategia de emprendimiento transgeneracional, que implica: impulsar una educación acorde al negocio, alentar el crecimiento y las iniciativas personales o de grupo, y finalmente, el proceso de la transferencia de la administración, el control y el patrimonio de la empresa.

Finalmente, ya motivadas y con nuevos conocimientos, las empresas familiares asistentes buscarán poner en práctica todo lo aprendido y, teniendo como base sus valores tanto empresariales como familiares, dejarán un legado sólido que las próximas generaciones aprovecharán y tomarán como base para impulsar a sus empresas a niveles nuevos y más altos.

09 Febrero 2016 In Recursos

Como parte del ciclo de conferencias del Centro de familias emprendedoras del Tecnológico de Monterrey, Mauricio Canseco, emprendedor y consultor del grupo “Hecho con Capacidad”, compartió con alumnos, empresarios y padres de familia estrategias para mejorar sus organizaciones.

Participantes de la primera conferencia del Centro de Familias Emprendedoras en 2016.

Por Valeria Guerra

Alrededor de 20 familias se reunieron el pasado 28 de enero para encontrarse en una sala de Pabellón Tec. La cita fue a las 16 horas y el anfitrión, Mauricio Canseco Cavazos, estuvo dispuesto desde el inicio a resolver las dudas de la audiencia.

El emprendedor, que fungió como director general del Instituto de la Juventud de Nuevo León y como docente en la universidad TecMilenio, actualmente dirige la iniciativa MindPedia, un servicio de consultoría que a través de conferencias, evaluaciones y alineaciones ofrece a la comunidad neolonesa estrategias para el perfeccionamiento de sus compañías y/o marca personal.

De acuerdo con Canseco, vivimos en constante estado de crisis y en el ámbito laboral este fenómeno se intensifica. Las etiquetas que la sociedad otorga terminan definiéndonos y muchas veces el profesional busca cumplir las expectativas de la empresa sin que éstas sean congruentes con las propias.

“Siempre estás caminando en una cuerda floja”, dijo Canseco en conferencia. “Lo ideal es encontrar un estado de congruencia en el que mi esencia personal, es decir, quién soy, pueda estar alineado a lo que quiero”, insistió.

Sobre los emprendedores, el conferencista explicó que es común que al comienzo se quiera trabajar como ‘todólogos’ con el fin de ahorrar recursos. No obstante, hizo hincapié en que lo elemental es encontrar el mejor nicho para cada empleado.

“Cuando encontramos nuestro lugar y lo potencializamos, las cosas comienzan a acomodarse”, comentó.

Una asignación de puestos y tareas basada en el análisis de las competencias del personal provoca un flujo positivo de capital humano que por ende, genera mayores utilidades para la empresa. El éxito de una organización depende de sus personas, según el emprendedor.

Canseco explicó que hoy se necesitan más organizaciones y menos estructuras. Estas últimas propician tensión entre sus partes y entorpecen los procesos.

“La empresa la creamos como si fuera un Dios, con una misión enaltecida, una visión poderosísima y un paquete de valores perfectos”, dijo. Primero debemos descubrir qué somos y que queremos en lo individual, antes de cumplir solo con las expectativas de otros, cumplir con nuestra persona física antes que con la moral para la que trabajamos, explicó.

Durante la conferencia, Mauricio Canseco, incentivó la estimulación de los individuos en el entorno laboral. “Deben estar estimulados para potencializarse”, “no trabajar solo para no morirse de hambre”, dijo.

“Mi papá dice que estoy loco, que ya me dedique a trabajar”, admitió. Sin embargo, él se confesó encantado con la ruta que ha decidido tomar. “Lo que hago es ser quien soy y hasta ahora me ha funcionado”, expresó.

El grupo Hecho con Capacidad brinda a las personas, cualquiera que sea su escolaridad, la oportunidad de hacer su voluntad y encauzarla a objetivos específicos que las haga sentir satisfechos.

 

Página 2 de 2